Mises Wire

Home | Wire | Las sanciones a Irán, un recordatorio de cómo Estados Unidos militarizó el sistema financiero

Las sanciones a Irán, un recordatorio de cómo Estados Unidos militarizó el sistema financiero

  • 26119591134_c4edffec64_b.jpg
0 Views

Tags Dinero y BancosGuerra y Política ExteriorDinero y Banca

05/14/2018

Sólo CNN se sorprendió por el reciente anuncio de Donald Trump que sacaba a los Estados Unidos del acuerdo con Irán negociado por su predecesor. Siguiendo el mismo enfoque fallido de la última administración republicana, el presidente optó por la confrontación con el régimen iraní en lugar de animar a las facciones más moderadas dentro del país a través del comercio. La decisión ya ha aumentado las tensiones en la volátil región, con Irán e Israel intercambiando disparos en Siria.

Mientras tanto, los líderes europeos se reúnen con funcionarios iraníes para tratar de diseñar una forma de eludir las nuevas sanciones estadounidenses. Otros han atacado verbalmente las acciones de Trump y acusando a los EE.UU., de jugar el papel de "policía económica".

Como dijo el ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, después de la decisión:

¿Queremos ser vasallos que obedezcan las decisiones tomadas por los Estados Unidos mientras se aferran al dobladillo de sus pantalones? ¿O queremos decir que tenemos nuestros intereses económicos, considerando continuar comerciando con Irán?

Según los informes, los funcionarios europeos están buscando algunas opciones diferentes para ayudar a salvar su relación económica con Irán.

Una es revivir los "estatutos de bloqueo" como los que la UE amenazó en respuesta a las sanciones contra Cuba, Libia e Irán en la década de 1990. El mecanismo funciona de manera similar a la doctrina anti-requisición (anti-commandeering doctrine), ordenando a los funcionarios europeos que se nieguen a cumplir con las sanciones de los Estados Unidos. Como señala Reuters, el bloqueo de los estatutos "nunca se ha utilizado y los gobiernos europeos lo consideran más como un arma política". Tuvieron éxito en el pasado porque la Administración Clinton simplemente retrocedió, algo que parece poco probable con el presidente Trump.

El otro es establecer nuevas instituciones financieras sin conexión con el sistema financiero de los Estados Unidos. Irán ya ha convertido al euro en la moneda oficial para divisas, por lo que, en apariencia, parece una alternativa viable.

Sin embargo, el problema al que se enfrentan los responsables de la toma de decisiones en Europa es que Estados Unidos ha hecho todo lo posible para militarizar la industria bancaria en los últimos años.

Como señaló Richard Goldberg en Foreign Policy:

En 2010] el Congreso aprobó una nueva ley que aprovecha la mayor fortaleza de los Estados Unidos contra el punto de apoyo del comercio mundial con Irán: las transacciones financieras.

Después de años de poner en la lista negra a la mayoría de las instituciones financieras en Irán por su participación en diversas actividades ilícitas, el Congreso reconoció que también debía castigar a terceros por hacer negocios con estas empresas delictivas. Por lo tanto, declaró que cualquier banco extranjero que mantuviera una relación de corresponsalía bancaria con un banco iraní designado perdería sus relaciones bancarias en los Estados Unidos.

En 2011, los Estados Unidos extendieron esta prohibición a las transacciones realizadas con el Banco Central de Irán y, en 2012, a las transacciones realizadas en relación con una amplia gama de actividades y sectores económicos iraníes.

Ninguna institución financiera va a querer arriesgarse a ser excluida del sistema bancario de los Estados Unidos, sin importar cuán firmemente redactada sea una ley de bloqueo. Como tal, la primera herramienta de política propuesta tiene pocas posibilidades de éxito.

Mientras tanto, los legisladores estadounidenses ya están ideando formas de ir tras los bancos centrales europeos en caso de que busquen establecer instituciones financieras especiales para el comercio iraní. Como informó el Weekly Standard, se está emitiendo un memorando en todo Capitol Hill que establece que los legisladores estadounidenses deberían:

Recuerde a los gobiernos europeos que las sanciones financieras estadounidenses se aplican a todas las "instituciones financieras extranjeras", que el Departamento del Tesoro ha interpretado previamente que incluyen "bancos centrales o bancos estatales de propiedad o control", no solo bancos privados. Los países que consideran cambiar su procesamiento de pagos de instituciones privadas a bancos centrales pondrán a sus sistemas financieros en serio riesgo.

Irónicamente, la falta de opciones reales para controlar a Trump en realidad justifica la visión del mundo que Trump propugnó como candidato presidencial. Así como Trump articuló un enfoque de "América Primero" para las relaciones exteriores que priorizó el "interés nacional" por encima de los esquemas de los "globalistas", Europa debe identificar formas de limitar su dependencia del sistema financiero de EE. UU., o reducirse de facto a estado vasallo de Washington. Del mismo modo que la descentralización política es la mejor manera de lograr la verdadera autodeterminación, la descentralización financiera es la mejor manera para que las naciones protejan sus propios intereses soberanos.

Por supuesto que hacerlo realmente requiere reiniciar el orden monetario global.

Mientras el dólar disfrute de su posición privilegiada establecida por Bretton-Woods, el resto del mundo es vulnerable a que los Estados Unidos aprovechen eso contra ellos.

Tho is an assistant editor for the Mises Wire, and can assist with questions from the press.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
Flickr
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Add Comment

Shield icon wire